EN EL DÍA MUNDIAL DE LA CONCIENTIZACION SOBRE EL AUTISMO LA DEFENSORIA DEL PUEBLO PLANTEO EL PROBLEMA PENDIENTE DE SOLUCION SOBRE EL USO DE LA PIROTECNIA SONORA

La Asamblea General de las Naciones Unidas declaró, por unanimidad, el 2 de abril como Día Mundial de Concientización sobre el Autismo mediante la Resolución A/RES/62/139 para poner de relieve la necesidad de ayudar a mejorar las condiciones de vida de las niñas, niños y adultos que sufren este trastorno.

Se considera el autismo como una discapacidad permanente del desarrollo que se manifiesta en los tres primeros años de edad. La tasa del autismo en todas las regiones del mundo es alta y tiene un tremendo impacto en los niños, sus familias, las comunidades y la sociedad. Los trastornos del espectro autista (TEA) son un conjunto de dificultades y alteraciones que afectan al desarrollo neurológico de los niñas y niños en edades tempranas. Este término abarca un conjunto de trastornos entre los que se incluyen: el Síndrome de Asperger, el Autismo, el Trastorno Desintegrativo Infantil, el Trastorno Generalizado del Desarrollo no especificado y el Síndrome de Rett. Los principales síntomas y signos están relacionados con el lenguaje, la comunicación, la capacidad para enfrentarse a situaciones nuevas, las habilidades de interacción social y el desarrollo de comportamientos. Este trastorno limita las actividades y conductas cotidianas de las personas y, desde edades tempranas, los niños tienen dificultad para interpretar correctamente las emociones y los deseos de otras personas y para entender la perspectiva y puntos de vista de otros. En algunos casos los TEA pueden ir acompañados de otros problemas de salud como hiperactividad, epilepsia, problemas del movimiento, ansiedad y de otra discapacidad (entre un 10% y un 40%). Se trata de un trastorno crónico para el que, hasta el momento, no existe curación. Los signos pueden variar de una persona a otra. Presentan alteraciones en el cerebro pero se desconocen las causas. Las líneas de investigación en el origen de estos trastornos están orientadas a la genética, a localizar las zonas del cerebro relacionadas y a la influencia que pudieran tener los factores medioambientales. Tanto el diagnóstico como los tratamientos requieren de un equipo multidisciplinar (sanitarios, profesionales de la educación y profesionales del ámbito social) y de las familias en su papel de puente de unión y comunicación. Los tratamientos son de gran ayuda: consisten en terapias de la conducta y la comunicación y en medicamentos dirigidos a controlar los síntomas, por tanto, si se dispone de intervenciones y de los apoyos adecuados los niños pueden desarrollar sus habilidades en el ámbito social, de la comunicación y de la vida diaria. Según las estimaciones, el TEA afecta aproximadamente a uno de cada mil nacimientos; los niños tienen más probabilidades de padecerlo que las niñas, en una proporción de 4 a 1 y se manifiesta entre los 18 meses y los 2 años de vida. Los hermanos y hermanas tienen una probabilidad de desarrollarlo de un 5%. El número de casos está aumentando. Los principales síntomas pueden ser: Evita el contacto físico o el contacto visual y tiene los gestos y expresiones faciales limitados. No responde a las voces ni a otros sonidos. Retraso o ausencia de palabras o lenguaje oral inadecuado. Uso de palabras de manera repetitiva o sin relación entre si. Se balancea hacia atrás y hacia adelante, gira o se golpea la cabeza. Hace movimientos repetitivos de las manos o del cuerpo. Insistencia exagerada de una misma actividad. Preocupación o demasiado interés por una parte de los objetos como un juguete. No entiende los gestos realizados con las manos ni el lenguaje corporal. No desarrolla juegos de simulación ni participa en juegos de fantasía y tienen alterada la capacidad de jugar de manera espontánea. Se preocupa mucho por el orden, la rutina o el ritual, y se molesta si se altera o cambia la rutina. Se hace daño a sí mismo o no le teme al peligro.
En el día de la fecha se llevará acabo en nuestra plaza San Martin una serie de actividades para visibilizar toda la temática del Autismo; y la -Dirección de Salud y Vivienda- de la Defensoría del Pueblo estará presente en el lugar. El Ombudsman Provincial José Leonardo Gialluca señaló que a pesar de todas las notas enviadas a los concejales de nuestra ciudad capital en el corriente año para pedirles una reunión con los mismos y también con los padres TEA en donde el Sr. Victor Sanchez es el Representante de la Asociación TGD, no hemos tenido respuesta alguna y continua el problema pendiente de solución que es el uso de los fuegos artificiales sonoros, esto es la pirotecnia. Nuestro pedido y Proyecto de Ordenanza se basa en la pirotecnia sonora 0 (cero) y que se utilicen las pirotecnias lumínicas, tanto en los espectáculos públicos, eventos religiosos o celebraciones de fin de año, puesto que la pirotecnia y el autismo es una problemática que debemos solucionar entre todos y ya en su oportunidad desde la Dirección de Bromatología del Municipio el Dr. Guillermo Gómez Achón, había manifestado que una alternativa, “a la necesidad que tienen muchos de utilizar petardos y fuegos artificiales podría ser abordado con espectáculos puntuales en determinados lugares y a ciertas horas, donde toda la Comunidad tenga la posibilidad de disfrutar del mismo y al luego restringir totalmente la venta de la pirotecnia sonora que tanto daño le causa a las niñas, niños con autismo y a quienes no les podemos dar la espalda y es por ello que continuaremos trabajando e insistiendo en que los Concejales nos atiendan para poder consensuar con tiempo una solución a la prohibición de la pirotecnia sonora, como ya se viene haciendo en los Municipios de casi todo el País.

Defensoria del Pueblo de la Provincia de Formosa - 2015 - By Neaservers