EXIGE LA DEFENSORÍA QUE NO SE CONTINÚE CONTAMINANDO EL RÍO PARAGUAY A TRAVES DEL “ARROYO MBURICAÓ”

La «Dirección de Ambiente y Desarrollo Sustentable – Audiencias Públicas» de la Defensoría del Pueblo de la Provincia de Formosa, informó que a la falta de respuestas tanto de las Autoridades de la República del Paraguay, como del Gobierno Nacional de Argentina (Ministerio de Relaciones Exteriores y Culto – Ministerio de Ambiente y Desarrollo Sustentable), en relación al “Vertedero Cateura” y su consabida contaminación al Internacional Río Paraguay, que prosigue como consecuencia de las múltiples irregularidades existentes entre la Municipalidad de Asunción y Empresas Privadas que no respetan sus propias normativas vigentes, y siendo que ahora se le ha sumado en estos últimos tiempos el permanente desecho de residuos sólidos, cloacales sin tratamientos industriales, ya sea provenientes de frigoríficos y curtiembres que son arrojados sin ningún tipo de control, al arroyo Mburicaó, el que con 16,5 km es el más grande de Asunción y que con un breve recorrido por siete barrios que atraviesa principalmente la zona de -Tablada Nueva, zona industrial- van a parar posteriormente al cauce del Río Paraguay, contaminándolo gravemente y obviamente perjudicando a quienes vivimos aguas abajo.

El Ombudsman Provincial Dr. José Leonardo Gialluca, denunció la absoluta inactividad tanto de las Autoridades Nacionales del Paraguay, entre ellas el Ministerio del Ambiente, la Dirección de Protección y Conservación de Recursos Hídricos, junto a las Áreas Competentes de la Municipalidad de Asunción, “quienes conocen y lo peor es que permiten que las industrias arrojen toneladas de desechos a las aguas del arroyo Mburicaó” y todo ello a pesar de la existencia de centenares de denuncias de ciudadanos que ven como no se cumplen con las reglamentaciones ambientales y se continúa con una pasividad estatal que ya ha condenado al arroyo Mburicaó y donde obviamente esta Institución no posee Competencia ni Jurisdicción; pero al advertir que el mismo con sus aguas turbias van directamente al Río Paraguay y al ser nosotros los formoseños beneficiarios de este curso hídrico internacional, hemos decidido interponer las denuncias correspondientes para que de forma inmediata se tomen las medidas de prevención y protección aplicando toda la normativa ambiental Internacional vigente, ya que la flora, fauna está siendo desde hace tiempo contaminada y a ello debemos sumarle que las tomas de agua de la Ciudad de Clorinda y de Formosa, se nutren del Río Paraguay que no es propiedad exclusiva de la Ciudad de Asunción. En este sentido, se puso en conocimiento de este caso en particular a nuestras Autoridades Provinciales específicamente al Ministerio de la Producción y Ambiente y a la Subsecretaría de Recursos, Naturales, Ordenamiento y Calidad Ambiental; como así también al Ministerio de Relaciones Exteriores y Culto, y al Ministerio de Ambiente y Desarrollo Sustentable, para que coordinen un tratamiento previo de lo que el arroyo Mburicaó arroja al Río Paraguay, quien entre otras cosas se cuentan los desechos de mil manzanas de 25 barrios altamente poblados y de frigoríficos que trabajan con elementos químicos, talleres mecánicos, lavaderos, chancherías, graserías, industrias farmacéuticas, edificios, viviendas particulares, cementerios, desgasificadoras e industrias alimenticias, estaciones de servicio, donde los carburantes o sus remanentes continúan hoy afectando a las aguas del Río Paraguay. Desde el Organismo de la Constitución se señaló que esperamos una respuesta en el menor tiempo material posible a todas estas cuestiones ambientales ya que el Río antes mencionado va perdiendo su capacidad de degradador natural, pues lo estamos sometiendo permanentemente a fuertes contaminaciones aguas arriba, y por ello se hace necesario recuperar la capacidad de acción que todo Estado debe tener contra los empresarios y áreas del sector público que no se comprometen en preservar el ambiente y en este caso un Río cuyas aguas son sinónimo de vida para millones de personas que vivimos, “aguas abajo” y por lo que estaremos atentos a las reacciones de nuestra Cancillería y también de nuestros parlamentarios del PARLASUR para que se sume a la preservación de nuestros cursos hídricos.

Defensoria del Pueblo de la Provincia de Formosa - 2015 - By Neaservers