LA DEFENSORIA DEL PUEBLO PIDIO QUE SE MANTENGAN LOS SUBSIDIOS ENERGETICOS HASTA EL 2023 Y DENUNCIO QUE EL MINISTERIO DE ENERGIA ES EL RESPONSABLE DE QUE LAS GENERADORAS NO BAJEN SUS COSTOS

Continua la Defensoria del Pueblo, con la atención de todos los usuarios del servicio de energía electrica, que requieran un correcto y legal asesoramiento y presentaciones administrativas, ya que durante el verano ante la necesidad de refrigerar los hogares el consumo ha sido mayor y a esto hay que sumarle, los irracionales aumentos habilitados por el Gobierno Nacional en la generación y transporte.

En este contexto el Ombudsman Provincial, José Leonardo Gialluca informo que se solicitó a Aranguren, Ministro de Energía que nos otorgue una Tarifa Regional Diferenciada y además que se analicen otras variantes como: regular y establecer un sistema de precios estacionales diferenciados para el NEA en los meses de verano. También que no se eliminen los subsidios en el 2019 y se mantengan los citados . La Defensoria puso como ejemplo que este mismo Gobierno Nacional ha decidido prorrogar los subsidios al gas para las provincias del sur hasta el año 2023 y creemos que igual trato digno merecemos los usuarios del NEA. Denunció el Defensor del Pueblo que la -Emergencia Energética Nacional- declarada para tomar urgentes “medidas correctivas” y así supuestamente evitar un colapso energético, “ha sido por lo que vemos toda una exigencia para justificar un brutal ajuste tarifario neoliberal. Así recordó que se permite el aumento confiscatorio del gas en boca de pozo y se aprueba la rentabilidad de grupos concentrados empresariales que se benefician con los “tarifazos energéticos”. El mismo Aranguren ha afirmado que su obligación no es solamente trasladar el costo de la energía a los consumidores y de esa manera recomponer las ganancias de las empresas de generación y transporte, por esto es que los usuarios residenciales y comerciales de Formosa, junto con la Defensoria del Pueblo, no toleraremos más que “cambio sea sinónimo de tarifazos energéticos, de desregulaciones masivas, del retorno a las privatizaciones, de la liberación de importaciones y de la concentración y ganancias abusivas de las empresas que nos venden la energía y nos quieren hacer creer que nos han salvado de una crisis energética cuando en realidad el Estado Nacional indexó e indexa las tarifas a valor dólar y por ello no paran los aumentos”. Además denunciamos que las inversiones son insignificantes o nulas, la concentración y la cartelización es vergonzosa y los -conflictos de intereses- insostenibles, las provincias del NEA pagan cada vez más cara la energía electrica y el acceso de los ciudadanos a los servicios públicos esenciales están en retroceso. Hoy la energía ha sido convertida por el Gobierno Nacional en un bien de lujo, cada vez mas escaso y la demanda no para de caer y esto ultimo es el mejor sinónimo de la pobreza, ya que uno de los índices que mas se utiliza en el mundo para calificar el nivel de desarrollo socioeconómico es “el consumo de energía electrica per – cápita” . Gialluca sostuvo que hoy las políticas energéticas de la Argentina se fijan y se desarrollan desde las Oficinas de la Haya, más puntualmente desde las de Shell y esto es porque el Ministro de Energía Aranguren responde a esos intereses y también su amiga Máxima es una de las principales dueñas (esto no lo denunciamos nosotros ahora, ya fue denunciado por el mismísimo Wall Street Journal). Basta como ejemplo, que cuando el Gobierno anuncio un aumento de 148% para la luz, el Ministro de Energía firmo resoluciones para incrementarles el 50% el piso del pago en dólares a empresas privadas generadoras de energía y así le duplico sus ganancias. Sostenemos que el Gobierno Nacional ha aumentado las tarifas por encima del pedido de las empresas y en la actualidad estas tienen sus balances en un “verde brillante” ya que el sinceramiento de tarifas no cumplió con los criterios de la C.S.J.N de que sean progresivos, razonables y proporcionados. La actual política energética se ha tornado exclusiva y los únicos ganadores son las generadoras y las transportistas con precios desregulados y sin ninguna obligación de invertir. La inclusión social energética ha retrocedido años y lo que es peor las tarifas sociales no son acordes a los salarios ni a los costos argentinos. Actualmente ha dejado de ser un derecho humano fundamental contrariando los principios de la Encíclica “Laudato Si” (punto 189); con este Gobierno Nacional la energía no es una herramienta de desarrollo económico, tampoco promueve la igualdad social y provinciales, “todo lo contrario, paso a ser una mercancía y una poderosa herramienta de ajuste, de desindustrialización y achicamiento del mercado interno, por eso solo queda el Plan de Energías Renovables, que es otra estafa y por todo ello estamos inmersos en esta verdadera crisis energética, que solo favorece a sectores empresarios vinculados con el Estado Nacional y que es pagada por los usuarios residenciales, comerciales y PyMES.

Defensoria del Pueblo de la Provincia de Formosa - 2015 - By Neaservers