LA FALTA DE ACUERDOS Y CONTROLES SOBRE LAS ALIMENTARIAS, «PRODUCE QUE PRECIOS MÁXIMOS DE REFERENCIA NO FUNCIONEN EN EL NORTE ARGENTINO»

-Gialluca denunció que los productores de alimentos, bebidas y elementos de higiene, no le hacen caso a la Secretaría de Comercio Interior y continúan subiendo precios que pagamos los consumidores-

En medio de la cuarentena por la pandemia de coronavirus y luego de que el INDEC informara que la inflación de abril fue de 1,5%, la más baja desde noviembre de 2017, el Gobierno Nacional decidió prorrogar por un mes más el plan de -Precios Máximos de Referencia-, que alcanza a alimentos, bebidas, productos de limpieza y de cuidado personal. El programa que se estableció mediante la Resolución 100/2020, de principios de marzo, vence el próximo martes 19, por lo que desde la Defensoría del Pueblo señalaron que su prorroga, continuara beneficiando a todos los consumidores del país y obviamente a los formoseños, “pero para ello los supermercadistas, autoservicios y demás comercios deben informar debidamente a la gente cuales son los productos comprendidos dentro de este plan y además publicar en cada uno de sus locales la cantidad o el número de estos alimentos o productos de limpieza e higiene personal, -estableciéndose claramente sus precios al 6 de marzo del corriente año-” El Ombudsman Provincial Dr. José Leonardo Gialluca señalo que estamos ante una situación excepcional donde el Gobierno Provincial a través de la Subsecretaria de Defensa del Consumidor y Usuario, viene ejerciendo correctamente su competencia conforme a la Ley de Creación de la misma y por ello “nuestro trabajo es el de aplicar las normativas y resoluciones que dicta la Secretaria de Comercio Interior, la cual establece los precios para los alimentos, bebidas y productos de higiene que debemos hacer respetar en nuestro territorio provincial”. Gialluca agrego que si en este contexto los distintos comerciantes no pueden cumplir con las resoluciones de la SCI, entendemos que lo deben plantear a través de sus cámaras o asociaciones, “pues algún sector o actor en la cadena de comercialización no está haciendo las cosas bien y por ello los precios de los alimentos continúan aumentando al punto de que han duplicado la inflación del mes de abril ubicándose en un crecimiento del 3.2% según datos del INDEC”. De ahí nace la preocupación del Gobierno Nacional por la suba de precios y entonces el Ministro de Desarrollo Social, Daniel Arroyo, denunció que en los barrios más pobres “los alimentos de la canasta básica subieron aún más” que, en el resto de otros sectores, ante lo cual señaló que se está “evaluando” la posibilidad de aumentar el monto de la tarjeta alimentaria. El costo de los alimentos ha subido más que la inflación. En los barrios más pobres los alimentos de la canasta básica han subido más aún, afirmo el funcionario nacional. En este sentido institucionalmente continuamos insistiendo que, “los fabricantes de alimentos en la Argentina junto a los grandes proveedores deben ser controlados permanentemente por las áreas competentes del gobierno nacional de manera que los productos posean precios justos y razonables, no como viene sucediendo que a pesar de estar congeladas las tarifas de servicios públicos y otras variantes de la economía nacional, los valores de los alimentos de la canasta básica alimentaria continúan siendo remarcados en las góndolas desde donde los consumidores pueden obtenerlas, pero con el inconveniente de que los salarios públicos y privados continúan depreciándose y ni hablemos de todos aquellos grandes colectivos sociales que no poseen ingresos regulares o de los desocupados o de los pobres cuyo número continua creciendo aun cuando sea difícil tener datos concretos sobre esta realidad”.

Defensoria del Pueblo de la Provincia de Formosa - 2015 - By Neaservers